tokyoSi, ayer de la mano del eclipse de sol que no pudimos ver en media España por las nubes y que nos hará esperar otros 11 años. Fue un día triste, melancólico, lleno de agua, pero la estación con más colorido ya esta aquí. Los días se alargan, las terrazas empiezan a salir como las plantas y las flores y eso nos anima mucho más.
Es el momento de viajar, conocer nuevos lugares, como por ejemplo Extremadura y su valle del Jerte, que no se si a estas alturas ya habrán florecido los cerezos que cada año inundan de rosa el paisaje, un evento que reúne a muchísimas personas.
También podemos conocer los distintos pueblos que llenan el Valle del Jerte, con sus costumbres, economía, gastronomía y sus gentes, puedo aseguraros que es de lo más interesante, pues vuelves de aquellos parajes con la mente limpia, los ojos brillantes y el estomago lleno.