j0309379Ya está aqui el Verano 2016.
Pues si, llegó y ¡como ha llegado! con calor, como tiene que ser.
Es el momento de empezar a plantearse las vacaciones, si con los amigos, la familia, los compañeros, el club al que pertenecemos y asi un largo etcetera.
Tambien es nuestro momento, se incrementa el trabajo, las presiones, los turnos de trabajo, de vacaciones de nuestros empleados, en fin, faena.
Pero de todo esto uno de los servicios mas positivos o que mas nos llenan son los traslados de los chavales a los campamentos, esos grupos de niños de todos los tipos, razas, colores y caracteres, pues tenemos al espabilao, al timido, a la chillona o chillón, al deportista, al asustao y muy importante, al de la primera vez que voy a un campamento.
Suben nerviosos al autocar despidiendose de sus padres o abuelos, dicendo que van a ser buenos que no van a dar guerra, pero en cuanto arrrancamos, empiezan los cabecillas a liarla de forma siempre simpática y como tiene que ser, pues por algo son niños y se van de viaje a compartir vivencias, momentos buenos y malos, pero sobre todo a disfrutar y empezar a ver que hay mas mundo fuera del de su familia que puede enseñarles muchas cosas y la mayoría muy buenas.
Yo fui a muchos campamentos y mis recuerdos son inolvidables.